jueves, 28 de julio de 2011

Bambi

Flor- Detesto la pesca, no puedo creer que hagan eso con los peces. Jamás pescaría.
Eu-Hmmm...
Flor- Bueno...capaz si tuviera hambre...ahí sí, pescaría.
Eu- Pescarías, cazarías y harías cualquier cosa para conseguir comida.
Flor- Cazaría nada más a un animal que me quisiera comer. No podría matar a un bambi que quiere ser mi amigo.
Eu- Los bambis no quieren ser tus amigos. Los bambis te odian.
Flor- ¡No!
Eu- Sí, las especies tienden a odiar a otras especies; específicamente a esas que cocinan y ahuman a sus hermanos.
Flor- Bueno, pero no es lo mismo. Los peces no son amigos de nadie.
Eu- Mirá Florencia, si tenés hambre vas a decir: "Ese conejo me quiere comer", "Hay que matarlo", "Esa perdiz me mira mal, me va a atacar mientras duermo".

7 comentarios:

flor dijo...

El diálogo continuó así:

Flor- Sos un insensible que tergiversa las conversaciones y además claramente nunca entendió nada de la lectura de "El Principito".
Hans- ¿Cómo que no? Yo sólo sé que la boa se come al elefante.
Flor- Se ve que nunca llegaste a la parte donde el principito domestica al zorro. Domesticar a Bambi sería más fácil.
Hans- ¡Te podría dar una cornada! Flor- Sí, pero al menos Bambi no come carne.

el bambino dijo...

claramente hay hambre... y esta florencia te esta mirando mal...



Pd: Bambi cuando crece se dedica al futbol. (el resto de la historia es una manteeeeeeeeeeca.)

amapola loca dijo...

y a usted quién le dijo que los peces no son amigos de nadie???

piscica dijo...

me gustaría poder aportar con algo más lúcido pero cada vez que vengo no puedo parar de reírme

Flor Rossi dijo...

amapola: siempre que vi un pez tenía cara de pescado.
píscica: la risa es la clave para no enfermarse.
bambino: siempre lo miro mal. Pero de mentira.

Boo! dijo...

"Hace unos años, en la isla de Rum (Escocia) observaron que los ciervos se comían la cabeza de los pichones de la fardelas. Es un caso curioso que puede dar lugar a lo que se conoce como microevolución. Aunque son herbívoros, necesitan calcio y los huesos de la cabeza de estos pichones son abundantes en este mineral que es bastante escaso en la vegetación de esa isla. Este tipo de cambios en el comportamiento conlleva una presión de selección natural hacia los animales que aprovechen mejor el nuevo recurso."

Se lo conoce como el "decapitador nocturno de Rum" http://axxon.com.ar/zap/252/c-Zapping0252.htm

Primero un pichón de gaviota, luego quién lo sabe.

Nico dijo...

La belleza de la cadena alimenticia. No tengo nada contra los vegetarianos, pero no tengo dudas de que si no hubiésemos creado lanzas y otros elementos asímiles, estaríamos a la misma altura que el plankton en la cadena alimenticia

p.s., sinceros aplausos por Curioso mauricio, pero no se pueden dejar comentarios